Comisión Nacional de Evaluación Científica y Técnica

La ley 19.585 de 28 de diciembre de 2017, establece la prohibición del uso del procedimiento de fractura hidráulica (fracking) para la explotación de hidrocarburos no convencionales y creó en el ámbito del Ministerio de Industria, Energía y Minería la Comisión Nacional de Evaluación Científica y Técnica (CNECT).  

Ley completa: https://www.impo.com.uy/bases/leyes/19585-2017

La CNECT está integrada, entre otros por la Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas como representante de la sociedad civil, la cual ha participado de las reuniones realizadas por dicha comisión y ha suscrito un Convenio de cooperación con el MIEM, con el fin de promover la participación, capacitación y especialización de sus miembros, con la finalidad última de que puedan cumplir los objetivos establecidos por la Ley 19.585.

Las actividades, incluyen:

a) Colaborar en la organización de actividades de divulgación aprobadas en la CNECT de los resultados del trabajo de la CNECT.

b) Colaborar en la redacción de documentos o materiales educativos o de información para público en general referidos a los temas abordados por la CNECT.

c) Asistir a las reuniones de la CNECT.


¿Que es el FRACKING?

La fractura hidráulica  es una técnica ampliamente usada en producción de hidrocarburos, consistente en fracturar el reservorio (del tipo que sea) para mejorar el flujo de hidrocarburos hacia el pozo. La fractura se realiza inyectando agua y arena a alta presión (siendo la función de la arena la de apuntalar las fracturas), con un pequeño porcentaje de aditivos químicos con el fin de reducir la fricción, impedir la proliferación de bacterias, etc. Puede ser necesario previamente detonar pequeñas cargas para perforar el revestimiento de acero (en caso de que no esté pre-perforado).Contrariamente a la extendida opinión popular, no es una técnica que esté exclusivamente asociada a la explotación de yacimientos no convencionales de hidrocarburos. De hecho, surgió muchas décadas atrás en yacimientos de tipo convencional. La diferencia radica en que, a partir de la década de 1980, se empleó masivamente en EE.UU., en combinación con pozos horizontales, para explotar yacimientos de tipo no convencional (lutitas petrolíferas y gasíferas). Se calcula que en dicho país más de un millón de pozos han utilizado esta técnica, popularmente conocida como frackin

Riesgos ambientales del FRACKING

El fracking se aplica en pocos países: Reino Unido, Argentina y, por supuesto, EE.UU. Muchos países (o estados de países) en el mundo han aprobado moratorias contra el uso del fracking, lo que per se no es un argumento sobre el riesgo que presenta para el medio ambiente. La siguiente es una síntesis basada en estudios científicos o bien en revisiones de agencias gubernamentales, indicando prácticas que pueden disminuir los riesgo.

Consumo de agua

El requerimiento de agua para los pozos de fracking es motivo de preocupación, sobre todo en zonas con escasez de acceso a dicho recurso, aunque está dentro de los parámetros de otras industrias. Una alternativa sería emplear CO2 o propano (en forma de gel). 

Agua de retorno

El agua inyectada retorna siguiendo el camino inverso. Dicha agua puede contener restos de hidrocarburos, metales pesados, etc. Evidentemente, debe ser tratada antes de su disposición final. Algunas empresas reinyectan parte de esa agua en otros pozos de fracking. Otras llegan a realizarle varios niveles de tratamiento, logrando agua potable. El uso de gases mencionado arriba evita la problemática del agua de retorno.

Contaminación de acuíferos

Un temor extendido en la opinión pública es que el fracking termine contaminando acuíferos, sea por gas y petróleo, sea por los aditivos químicos del agua de inyección. No obstante, si el pozo está bien diseñado el riesgo se minimiza en gran medida. Realizar fracking en zonas con fallas incrementaría el riesgo de contaminación, por constituir éstas eventuales conductos de hidrocarburos o aditivos químicos. Una reciente revisión de la EPA no encontró evidencias de estas sustancias químicas en las aguas analizadas. La propagación de las fracturas debe ser controlada para que no alcance capas acuíferas. Debe por supuesto existir una distancia prudencial desde la lutita petrolífera o gasífero al acuífero, así como una unidad intermedia que amortigüe las fracturas. Se destaca que las fracturas poseen un ancho milimétrico (recuérdese que se emplean granos de arena para mantenerlas abiertas). 

Derrame en superficie de productos químicos

Es mayor el riesgo, sí documentado, de derrame en superficie de productos químicos, que eventualmente terminan alcanzando cursos de agua. Reducir al mínimo el tiempo de almacenamiento de dichos productos disminuye el riesgo. Deben existir medidas de contención adecuadas. Afortunadamente, ahora en EE.UU. se está obligando a las empresas a divulgar exactamente qué aditivos emplean.

Sismos

Diversas actividades humanas han causado en los últimos tiempos un aumento en la sismicidad inducida: disposición de residuos, minería, geotermia, explotación de hidrocarburos. El caso del fracking no es la excepción. Algunos de estos sismos han alcanzado magnitudes de 3 o 4 en la escala de Richter (perceptibles como el paso de un camión pesado). No obstante, cabe aclarar que los sismos no son inducidos por la fractura hidráulica en sí misma (ésta es imperceptible en superficie, con valores negativos en la escala de Richter, solo medible por los instrumentos más sensibles) sino por la inyección de grandes volúmenes de agua de retorno en zonas con fallas. En Reino Unido y provincias de Canadá se han establecido valores arbitrarios que, de ser alcanzados durante el monitoreo de la inyección, implicarían detener las operaciones (siendo el valor en Reino Unido considerablemente bajo, 0.5 en la escala de Richter). Para disminuir el riesgo asociado a la inyección de agua de retorno debe reaprovecharse en nuevos pozos la mayor cantidad de agua posible, o potabilizarla. Evidentemente, el fracking que emplea gases no presenta este problema. 

Metano en el agua

Algunos casos de metano presente en el agua potable, reaccionando vivamente a la presencia de una llama, han sido ampliamente difundidos, generando un lógico temor en la opinión pública. No obstante, algunos de estos casos tienen relación con explotación de yacimientos convencionales, y otros son producto de la emanación natural de metano procedentes de capas de carbón o de acumulaciones de gas. De hecho, ya en siglos pasados se había reportado el fenómeno de gas en el agua, y existen varias localidades de EE.UU. denominadas Burning Springs o con nombres análogos.

Consideraciones finales

El fracking es una técnica de producción controversial con diferentes riesgos ambientales. De implementarse en Uruguay (que no es el caso, ver más abajo), estos deberían ser cuidadosamente evaluados de manera de minimizarlos. Pero, como ya ha sido dicho, es necesario una mirada más global que no se centre solamente en el fracking (que, después de todo, solamente suele aplicarse una sola vez, al inicio de la vida del pozo) sino en todo el proceso de diseño y construcción del pozo, así como la posterior producción

Factibilidad de aplicar la técnica en Uruguay.

Las cuencas donde se aplica la técnica tienen en común ciertas características de la roca generadora. Esta debe tener:

  • Un espesor y continuidad lateral importantes
  • Contenido en materia orgánica de al menos 2%
  • Cierta calidad de materia orgánica (mayor aún si lo que se busca es petróleo)
  • Cierta madurez de materia orgánica (mayor aún si lo que se busca es gas)
  • Cierto volumen de hidrocarburos generados no expulsados
  • Distancia suficiente respecto a capas acuíferas
  • Presencia de capas que amortiguen la propagación de las fracturas
  • Composición adecuada de la arcilla (sílice y/o carbonatos en detrimento de minerales del grupo de la arcilla)
  • Estructura simple 

A la fecha, varios de estos puntos en Uruguay no se cumplen o se desconocen. Además, las empresas que operan con esta técnica se centran en regiones con la necesaria infraestructura, así como producción convencional de petróleo y gas existente, caso opuesto al de nuestro país, en el que se está en etapa de exploración y con perspectivas prácticamente nulas de encontrar una acumulación comercial de hidrocarburos en tierra. Recuérdese que en toda la gigantesca cuenca de Paraná sólo ha sido hallado un yacimiento de gas (Barra Bonita, en el estado San Pablo), del tipo convencional.

Asimismo, debe tenerse en cuenta que los pozos de este tipo son más costosos y menos productivos que los pozos de yacimiento convencionales.

En conclusión, el suscrito opina con total convicción que, tanto desde el punto de vista geológico como desde el punto de vista económico es irrazonable plantear la posibilidad de aplicar la técnica de fracking en Uruguay.

Fuente: Documento elaborado por el Magíster Geólogo Matías Soto. Facultad de Ciencias

Bibliografía recomendada:

EPA, 2016. Hydraulic Fracturing for Oil and Gas: Impacts from the Hydraulic Fracturing Water Cycle on Drinking Water Resources in the United States (Final Report). U.S. Environmental Protection Agency, Washington, DC, EPA/600/R-16/236F. https://cfpub.epa.gov/ncea/ hfstudy/recordisplay.cfm?deid=332990

University of Texas at Austin. 2012. Fact-Based Regulation for Environmental Protection in Shale Gas Development. 414 pp. https://www.velaw.com/UploadedFiles/VEsite/Resources/ ei_shale_gas_reg_summary1202[1].pdf

The Royal Society and the Royal Academy of Engineering, 2012. Shale gas extraction in the UK: a review of hydraulic fracturing. 76 pp. https://royalsociety.org/~/media/policy/projects/shale-gas-extraction/2012-06-28-shale-gas.pdf


Ley 19585.

Artículo 1 (Prohibición).- Prohíbese por un período de 4 (cuatro) años, a partir de la entrada en vigor de la presente ley, el uso del procedimiento de fractura hidráulica (fracking) para la explotación de hidrocarburos no convencionales.

Artículo 2 (Creación).- Créase en el ámbito del Ministerio de Industria, Energía y Minería, una Comisión Nacional de Evaluación Científica y Técnica (CNECT), a los efectos del cumplimiento de los fines previstos en el artículo 3° de la presente ley, dando difusión pública a sus avances y resultados. En su actuación, la CNECT deberá tener en cuenta los compromisos internacionales asumidos por la República, especialmente en cuanto a la política energética, ambiental y de cambio climático.

Artículo 3 (Fines).– Durante el período de la prohibición dispuesta en el artículo 1° de la presente ley, dispónese reunir y analizar el conocimiento existente sobre las posibles reservas de hidrocarburos no convencionales en el territorio nacional, sobre el procedimiento de fractura hidráulica (fracking) y perforación horizontal; así como evaluar las posibilidades y consecuencias de la utilización de dicho procedimiento, especialmente en cuanto a lo dispuesto por el artículo 47 de la Constitución de la República.

Artículo 4 (Integración).- La Comisión Nacional de Evaluación Científica y Técnica (CNECT) estará integrada por un representante titular y un alterno de: A) El Ministerio de Industria, Energía y Minería, que la presidirá. B) El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. C) La Universidad de la República. D) El Congreso de Intendentes. E) La Academia Nacional de Ciencias. F) Las organizaciones no gubernamentales vinculadas a temas de protección ambiental. El voto del Presidente tendrá doble valor en caso de empate. La CNECT podrá invitar a participar de su trabajo a representantes de otras instituciones u organizaciones a los fines que estime necesario.

Artículo 5 (Cometidos).- Los cometidos de la Comisión Nacional de Evaluación Científica y Técnica (CNECT) serán los siguientes: A) Estudiar en profundidad los antecedentes mundiales en cuanto al procedimiento de la fractura hidráulica y la perforación horizontal. B) Recopilar, traducir y estudiar los informes que produzcan los organismos internacionales científicos y técnicos sobre dicho procedimiento. C) Recopilar y analizar los antecedentes y demás informaciones sobre el conocimiento de las reservas de hidrocarburos no convencionales en el territorio nacional. D) Evaluar la pertinencia de avanzar en el conocimiento de los hidrocarburos no convencionales e identificar las Mejores Prácticas Disponibles (MPD) en el ámbito internacional para la extracción. E) Evaluar la oportunidad y posibilidad de utilización del procedimiento de fractura hidráulica (fracking) en el caso de Uruguay. F) Asesorar a los poderes del Estado y a los Gobiernos Departamentales, a su requerimiento, sobre las consecuencias derivadas del uso del procedimiento de fractura hidráulica (fracking) para la explotación de hidrocarburos no convencionales. G) Elaborar, cada cuatro años, para su presentación al Poder Ejecutivo, antes del vencimiento del plazo de la prohibición prevista en el artículo 1° de la presente ley, un informe de evaluación final sobre el uso del procedimiento de fractura hidráulica (fracking) o la continuidad de la prohibición dispuesta por la presente ley.

Ley completa: https://www.impo.com.uy/bases/leyes/19585-2017

La Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas participa de la CNECT.

La Comisión Nacional de Evaluación Científica y Técnica (CNECT) funciona bajo la órbita del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM). Surgió a partir de la Ley 19.585 que establece la prohibición del uso del procedimiento de fractura hidráulica (fracking) para la explotación de hidrocarburos no convencionales en Uruguay por cuatro años.

La continuación de la prohibición de la utilización del fracking en nuestro país o su habilitación bajo ciertas condiciones a partir de 2022, será decisión del Poder Ejecutivo. La CNECT será quien asesorará a los parlamentarios mediante un informe técnico y científico
elaborado por actores multidisciplinarios.


La Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas (RedUy) es una de las instituciones que conforman la CNECT. Herman Pintos y Graciela Salaberri son los representantes de RedUy dentro de la CNECT. Ambos entienden que la CNECT juega un papel clave en la generación de información veraz y fiable: “Una Comisión creada por el Parlamento, con la participación de los Ministerios de Industria, Energía y Minería y Vivienda, Ordenamiento
Territorial, y Medio Ambiente, Universidad de la República, Congreso de Intendentes, Academia Nacional de Ciencias del Uruguay, y la Sociedad Civil, a través de la Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas, a la que se proporciona tiempo y recursos para elaborar un informe, es la respuesta idónea para llevar verdad y tranquilidad a la población”.

¿De qué se trata el proyecto?

La Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas, participa de la Comisión Nacional de Evaluación Científica y Técnica (CNECT), creada por la Ley 19.585 de 28 de diciembre de 2017. Esta Ley establece la prohibición del uso del procedimiento de fractura hidráulica (fracking) para la explotación de hidrocarburos no convencionales y crea, dentro del ámbito del Ministerio
de Industria, Energía y Minería (MIEM), la CNECT.

¿Qué rol cumple la Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas?

La Red integra la Comisión como representante de la sociedad civil organizada y viene participando activamente de las reuniones realizadas por dicha Comisión. Ha suscrito un Convenio de cooperación con el MIEM con el fin de promover la participación, capacitación y especialización de sus miembros, y con la finalidad última de que puedan cumplir los
objetivos establecidos por la Ley 19.585.

¿Qué objetivos se han planteado como equipo de trabajo perteneciente a Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas?

Las actividades a las que como colectivo nos hemos comprometido al participar de esta Comisión incluyen colaborar en la organización de actividades de divulgación aprobadas en la CNECT de los resultados del trabajo de la Comisión y la redacción de documentos, información o materiales educativos para público en general referidos a los temas
abordados por la CNECT. https://www.impo.com.uy/bases/leyes/19585-2017.

Nuestro objetivo va en línea con los valores sustentados por la Red: Apertura para escuchar, compartir y aprender unos de otros, lo que nos permite generar consenso y entendimiento mutuo; Transparencia y rendición de cuentas mutua, compromiso a trabajar juntos de manera colaborativa, inclusiva y participativa.

¿Por qué es importante la participación de la Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas en el proyecto?

El carácter de Red Nacional constituye un fuerte vínculo de cooperación entre las organizaciones de base para incrementar el rol de la sociedad civil en acciones y prácticas de vigilancia ambiental a nivel local, departamental y nacional. Para ello, la Red ha venido trabajando en el fortalecimiento de la participación de todas las organizaciones miembros, propiciando un acercamiento con las autoridades nacionales, intendencias y el tercer nivel
de gobierno, y un fuerte compromiso con todos sus grupos de interés para el cumplimiento de su misión.

¿Qué aportes clave puede brindar Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas a este proyecto y a otros de similar naturaleza?

Una sociedad civil, activa, colaborativa y comprometida con el mejoramiento de la calidad de vida de la población y el manejo sostenible de los recursos naturales. Especialmente, la Red maximiza su aporte por su carácter de organización de segundo grado, aportando ONG socias y/o colaboradoras en todas las regiones del país. Son precisamente estas
organizaciones con base en territorio, las que en su permanente actividad, recogen el sentir y los reclamos de la sociedad, a la vez que son herramientas eficaces de transmisión de mensajes de las instituciones oficiales. Así, la Red construye un camino de ida y vuelta para aportes en este u otros proyectos similares.

El estar trabajando en la organización y realización de foros regionales y en la recuperación del Monte Nativo, con una visión regional y llegando a distintos departamentos del país, le ha permitido a la Red adquirir una mayor experiencia y establecer contacto con los organismos gubernamentales de los departamentos y los municipios del interior que,
creemos, amplifica las voces y perspectivas ciudadanas.

Siendo una Red que apoya su accionar con otras redes nacionales, regionales e internacionales afines y en sintonía con la Educación Ambiental, la promoción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la Reducción de Riesgos de Desastres, los Recursos naturales, la Acción Climática entre otros temas (RENEA, RETEMA, GNDR, Red de ONG del Acuífero Guaraní, Triple Frontera, Promotores ODS), creemos que apoya y
contribuye a este proyecto y a otros de similar naturaleza.

¿Qué relevancia tendrá para el país los resultados del informe?

En su momento el tema petróleo, su búsqueda y posible extracción, fueron muy importantes en el día a día de la sociedad, y en ciertos lugares ésta se sintió impactada por la llegada de maquinaria y personas y por la nula o muy poca información recibida.

Una Comisión creada por el Parlamento, con la participación de los Ministerios de Industria, Energía y Minería y Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Universidad de la República, Congreso de Intendentes, Academia Nacional de Ciencias y la Sociedad Civil a través de la Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas, a la que se proporciona tiempo y
recursos para elaborar un informe, es la respuesta idónea para llevar verdad y tranquilidad a la población.

Además de la RedUy, la CNECT está integrada por:

● El Ministerio de Industria, Energía y Minería, que la preside.
● El Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial.
● El Ministerio de Ambiente.
● La Universidad de la República.
● El Congreso de Intendentes.
● La Academia Nacional de Ciencias del Uruguay.


Para conocer más acerca de la Comisión y del fracking:

https://www.gub.uy/ministerio-industria-energia-mineria/comunicacion/publicaciones/cnect


Esta imagen tiene un atributo alt vacío; el nombre del archivo es 1er-Dialogo-Regional-Fracking-1024x1024.png

Las inscripciones para el evento, de carácter virtual a través de la plataforma Zoom, se efectúan a través del siguiente enlace: https://forms.gle/WxcBmRc5LeJhHBac8

Organiza: Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas, integrantes en representación de la sociedad civil de la Comisión Nacional de Evaluación Científica y Técnica (CNET) que funciona bajo la órbita del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM), creada por la Ley 19.585 promulgada en 2017 que establece la prohibición del uso de la técnica de fractura hidráulica (fracking) para la explotación de hidrocarburos no convencionales en todo el país por 4 años

Apoya: Comisión Nacional de Evaluación Científica y Técnica (CNET)

La  Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas (RED), a través de sus organizaciones miembros y comisiones vecinales de los departamentos de  Artigas, Paysandú, Rivera, Salto y Tacuarembó, realiza este evento con el objetivo de abrir un espacio de diálogo y conocer la visión,  las preocupaciones y las propuestas de organizaciones, movimientos y grupos no gubernamentales tienen de cara a  la posibilidad del uso de la fractura hidráulica en el territorio

Nos acompañarán en este 1er Diálogo Regional:

  • Alicia Torres, Ing. Agrónoma.

Es actualmente asesora ambiental de la Dirección Nacional de Energía del Ministerio de Energía y Minería (MIEM), coordina la Comisión Nacional de Evaluación Científica y Técnica (CNET) , habrá de compartir sobre la creación, rol, mandato y plazos de la CNET.

  • Pablo Gristo, Ingeniero y Magister en Ingeniería del Petróleo.

Se desempeña como Jefe de Geociencias en la Gerencia Exploración y Producción (ANCAP) , habrá de informar sobre los potenciales reservorios convencionales y no convencionales en los departamentos del Norte del país, contratos y compromisos del país en la prospección , el rol de ANCAP y su visión al respecto.

  • Estela Suarez, vecina de Pueblo Palomas-Salto.

Nos compartirá acerca de su experiencia, a estar informado, participar en el proceso de toma de decisiones que involucran su entorno ambiental y del derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a vivir en un medio ambiente sano.

  • Alberto Manganelli, Geólogo y especialista en Aguas Subterráneas.

Es Director Ejecutivo del Centro Regional para la Gestión de Aguas Subterráneas en América Latina y el Caribe (CeReGAS). La temática que traerá a este diálogo es el Acuífero Guaraní, su importancia en Uruguay, su aspecto transfronterizo y su situación ante la exploración de petróleo.

  • Gustavo Piñeiro, Geólogo, Magister en Ciencias Ambientales, docente en Facultad de Ciencias.

Aportará como profesional en el campo de la minería y medio ambiente con una visión integral sobre la técnica de fracturamiento hidráulico y sus consecuencias ambientales.

  • Roberto Xavier, Activista de la organización Conservación bienes naturales- Tacuarembó por el Medio Ambiente.

Compartirá su experiencia en la lucha por los bienes naturales, la protección del Agua y la prohibición del Fracking en todo el territorio nacional.

  • Ivo Gregorio Lima, Ing. Agrónomo es Especialista en la gestión de recursos hídricos transfronterizos.

Habrá de darnos su visión sobre el Acuífero Guaraní, su importancia y gestión transfronteriza.

  • Arianna Spinelli, Ing. Quim., es Gerente del Área de Hidrocarburos, Dirección Nacional de Energía, MIEM.

Hablará sobre el marco regulatorio vigente para la exploración ( Decreto 111/019).

Esperamos contar con usted en dicha instancia.

Nuestras redes:

Plantatón Uruguay

Imágenes