Decálogo Ambiental

Decálogo Ambiental

Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas No Comment
Noticias

Sr. Candidato a la Presidencia de la República Oriental del Uruguay.

Presente

Desde la premisa de reconocimiento del estado de derecho y la necesidad de participación efectiva de todos los actores para el buen y eficaz funcionamiento de las sociedades democráticas, la Red Uruguaya de ONG´s Ambientalistas le hace llegar a Ud. el Decálogo Ambiental emanado del acuerdo de sus organizaciones miembros, que proponemos a todos los candidatos a la Presidencia de la República.

La Red Uruguaya de ONG´s Ambientalistas es una organización de segundo grado, que trabaja para incrementar el rol de la sociedad civil en acciones y prácticas de vigilancia ambiental a nivel local, regional y nacional. Cada línea estratégica promueve la protección ambiental, la calidad de vida, la educación ambiental y el desarrollo sostenible. Para ello, la Red ha venido trabajando en el fortalecimiento de la participación de todas las organizaciones miembros, propiciando un acercamiento con las autoridades nacionales, intendencias y tercer nivel de gobierno.

En ese sentido, queremos hacer llegar a su mesa de campaña, como candidato para el nuevo periodo de gobierno de nuestro país, los diez puntos en los que, en opinión de esta Red de ONGs Ambientalistas, su futura administración debería poner especial énfasis para poder incidir en forma eficaz y adecuada en las múltiples dimensiones del desarrollo social, económico y territorial para una gestión ambiental sostenible.

1. Desarrollo Humano Sustentable.– Postulamos la necesidad de compromisos y planes alineados a la agenda 2030 ODS para poner fin a la pobreza, el hambre y velar para que todos los seres humanos puedan realizar su potencial con dignidad e igualdad en un ambiente saludable. Es imprescindible que haya coherencia entre las agendas medio ambiente/desarrollo/cambio climático para que el lema “Uruguay Natural” no sea meramente un enunciado puramente verbal. Solamente se deberían aceptar y promover aquellos proyectos de desarrollo que tengan en cuenta, como finalidad sustancial, la conservación y mejoramiento del medio ambiente. Las metas actuales para la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales y el logro de la sostenibilidad, así como las metas para 2030 y más allá, solo pueden lograrse a través de cambios transformadores a nivel político, social y económico.

2. Agua.- Resulta fundamental el compromiso con la protección de los cursos de agua y sus múltiples nacientes. Los planes de cuencas, acuíferos y aguas urbanas, con énfasis en la visión local, son la principal herramienta de gestión en cada cuenca o localidad para definir las acciones concretas en el territorio. Resulta imprescindible impulsar el espacio a nivel regional del “Mercosur del Agua”, como una plataforma multisectorial de reflexión y discusión de la importancia de nuestros acuíferos. Creemos que se deberán estimular la investigación y la sensibilización en estos temas, por ser recursos limitados, en los cuales el Estado tiene responsabilidades ineludibles de protección en cuanto a su calidad y acceso. Bregamos también por océanos sanos, sin contaminación de ningún tipo y donde se tutelen efectivamente nuestra soberanía y los diversos recursos naturales.

3. Suelo.-Postulamos que toda actividad humana debe ir acompañada de medidas tendientes a su conservación, evitando su degradación y procurando su recuperación, ahí donde fuere necesaria. Apoyamos una agricultura sustentable que mejore el suelo mediante prácticas agroecológicas adecuadas. La aprobación e implementación de un Plan Nacional de Agroecología es una herramienta válida para cambiar las actuales prácticas agrícolas contaminantes.

4. No al fracking.– La Red Uruguaya de ONG´s Ambientalistas se pronuncia categóricamente por la exclusión del fracking como procedimiento de búsqueda y extracción de hidrocarburos. El fracking es una amenaza para los recursos hídricos subterráneos y puede comprometer también los superficiales y la biota del suelo.

5. Biodiversidad.– Nos enfrentamos a una preocupante pérdida de biodiversidad por causa de diversos factores: entre los cuales, la disminución de hábitat y el sistema actual de agricultura – basada en los agroquímicos -son las más importantes. Deberá apuntarse a lograr la
utilización sustentable de los recursos naturales renovables. Asignando su debida relevancia al monte nativo, reconociéndolo como un elemento esencial de nuestros ecosistemas, que necesita activo apoyo para su recuperación. Habría que, también, tomar urgentes medidas con esos mismos fines respecto a la pesca, en sus diferentes modalidades, la caza, y la conservación de los diversos ecosistemas. Resulta indispensable y urgente un adecuado y eficaz control de las EEI (Especies Exóticas Invasoras), sean vegetales o animales, en todo el territorio. Tarea que, entendemos, solamente puede concretarse eficazmente mediante una actuación conjunta entre el Estado y la Sociedad Civil.

6. Compromiso con la ciudadanía.– Apoyar a la sostenibilidad de la Plataforma de Vigilancia Ambiental, una iniciativa de la sociedad civil como herramienta insustituible para la recopilación, monitoreo y reporte de datos relacionados con el estado del ambiente en todo el territorio nacional. Esta plataforma ha sido creada con el propósito de incrementar el rol de la sociedad civil en acciones y prácticas de monitoreo ambiental a nivel local, regional y nacional.

7. Ratificación del Acuerdo de Escazú.– Es fundamental la ratificación e implementación de este convenio internacional sobre acceso a la información, participación y justicia en asuntos ambientales, como un marco conceptual en el cual la sociedad civil pueda dar seguimiento a sus metas e indicadores de cumplimiento.

8. Educación Ambiental.- La Red entiende a la educación ambiental como una herramienta invalorable de cambio y transformación. Creemos en una educación inclusiva, equitativa y de calidad para todos los habitantes del país. Ponemos énfasis en el Plan Nacional de Educación Ambiental y la existencia de la Red Nacional de Educación Ambiental, con reglas claras de funcionamiento y apoyo a la participación de la sociedad civil. Señalando que, sin su involucramiento y activa colaboración, a ninguna meta adecuada puede llegarse.

9. Reducción de Desastres y adaptación al Cambio climático.– Entendemos que es función básica del gobierno la de incrementar la conciencia pública sobre la reducción de los riesgos ambientales (vulnerabilidades y amenazas). Para lo cual es indispensable lograr un compromiso por parte de las autoridades públicas dirigido a la implementación de políticas y acciones para la reducción de desastres, contribuyendo a la expansión de las redes para su atenuación y reducción.

10. Consumo.- Aunque con disparidades muy amplias según los lugares y etapas de desarrollo, el consumo que lleva a cabo nuestra especie ha aumentado en forma prodigiosa. Eso es un fenómeno social que puede y debe compartirse, pero solamente en la medida en que se realice con los debidos cuidados al medio ambiente. Hoy en serio peligro de daños gravísimos por irresponsabilidad en el modo de consumo. Esta RED cree que es tarea básica del gobierno, en todos sus niveles, el velar por un consumo razonable y sustentable. De manera que permita su desenvolvimiento sin agresiones al medio ambiente. Campañas como la actual de desestimulo al uso de bolsas plásticas deben ser desplegadas en muchos otros ámbitos. Siempre con la imprescindible participación de la sociedad civil.

Buscar

Encuéntranos

Bartolomé Mitre 1337 of. 306
CP.11000, Montevideo, Uruguay